Aceptar

Actualizado: 21 de may de 2020

Luego del pataleo y la resistencia puesta ante el inevitable cambio que nos propone una pandemia; surge un espacio nuevo, inexplorado y hasta tal vez, desconocido.

"Aceptarme como parte de esa vida, con la misma capacidad de movimiento y cambio."

Un tiempo para “aceptar” eso que no puedo cambiar, eso que no depende de mi poder de acción ni decisión. Aceptar la propia naturaleza de la vida manifiesta en un eterno movimiento, en grandes o pequeños cambios; y aceptarme como parte de esa vida, con la misma capacidad de movimiento y cambio.

Aceptar reconociendo que ante hechos donde no puedo objetar me resta darme permiso de fluir. Sí, seguir fluyendo dentro de un nuevo mapa, dentro de un nuevo esquema de cosas. Aceptar para liberar la mente y el sentir del peso de resistir, y, enfocarme en las cosas que SÍ están en mis manos hacer o decidir.


Enfocarme y recibir con amabilidad, curiosidad y hasta con un poco de entusiasmo esas posibilidades diferentes; de proceder, de trabajar, de vivir. Y parada desde ahí, justo desde esa pisada que me permitirme apreciar un nuevo horizonte, puede nacer eso a lo que llaman por ahí: el “re-inventarse”.


Por Nilda Rodríguez