Reflexiones sobre el miedo

Actualizado: 21 de may de 2020

En estos días, por todo lo que está pasando; me detengo a observar los acontecimientos, me detengo a observar a las personas y sobre todo me detengo a observar la reacción de las personas. En conclusión, me detengo a observar el miedo.



"Lo que llamamos miedo, sucede cuando nos identificamos con lo que dice la mente, y no con la vida."

La vorágine de información, real o ficticia, solo desemboca en una cosa…miedo. Muchas veces apañada, sofocada, disminuida, exagerada o compulsiva, todas tienen un factor común…el miedo. Entonces surge la pregunta… ¿Qué es el miedo?

Una de las definiciones del diccionario reza cuanto sigue: Sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario.

En primer lugar, me gustaría enfocarme en la frase “peligro real”. En verdad lo que se manifiesta con la consabida y poco conocida enfermedad, es una situación de peligro.

Si recurrimos nuevamente al diccionario:

Peligro: Situación en la que existe la posibilidad, amenaza u ocasión de que ocurra una desgracia o un contratiempo.

En esencia; la angustia imperante en estos días, está creada por la “posibilidad” de que ocurra una desgracia. Si bien es cierto que la enfermedad y el contagio existen, lo que realmente asusta es como va a afectar a la persona, a la familia, a la sociedad…a la vida.

Sobre el punto, el sufrimiento está formado por automatismos adquiridos del pasado (memoria), que se proyectan al futuro…ambos inexistentes, creando una situación de peligro o amenaza. Es la reacción física motivada por los pensamientos.

Entonces la pregunta ¿de qué me sirve todo esto?

Sirve en el sentido de tomar conciencia del momento presente. Cuando nuestro cerebro da significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que solo es una interpretación de la realidad. (Mario Alonzo Puig, Neurólogo)

Lo que llamamos miedo, sucede cuando nos identificamos con lo que dice la mente, y no con la vida. Estamos tan pendientes de la muerte, que olvidamos la vida.

El miedo, es siempre sobre lo que podría pasar después, eso quiere decir, que el miedo está basado en algo que no existe. Si el miedo es inexistente, entonces el miedo es 100% imaginario, solo habita en la mente. El miedo que ocasiona el peligro, hace tomar previsiones al respecto. Es un recurso valido, saludable y necesario; pero cuando el miedo se vuelve compulsivo, entonces se torna dañino para la persona. No por lo que pudiera acontecer, sino por lo que está ocurriendo en el cuerpo y en la vida. Si de alguna forma, se sufre por lo que no existe, quiere decir, que se está disociado de la realidad, esa situación es llamada comúnmente… locura.